El Blog – Liderazgo x Bogotá

Creatividad e Innovación para el progreso de la ciudad

Sesión 10, Viernes 29 de junio de 2013

Seguridad Urbana y Espacio Público

 Paula Miraglia

Profesora Paula Miraglia

 La primera parte de la sesión AM trató el tema de seguridad urbana y tuvo como conferencista a la experta brasilera Paula Miraglia. La invitada tiene un doctorado en Antropología de la Universidad de San Pablo y actualmente se desempeña como la Directora Ejecutiva de la oficina en Brasil del Instituto Latinoamericano para la Prevención del Delito y el Tratamiento del Delincuente de Naciones Unidas (www.ilanud.org.br). En su presentación, Miraglia destacó un cambio fundamental que ha tenido lugar en la concepción y el diseño de las políticas de seguridad urbana en el continente. Concretamente, el concepto de seguridad pasó de ser uno con un enfoque principalmente represivo, de talante militar, ofrecido y de competencia exclusiva del estado, para la protección del estado, marcado por una enorme distancia y desconfianza entre fuerza pública y ciudadanía, a otro, relacionado con la protección de los ciudadanos, afectado por temas de justicia social, inclusión, etc. Un concepto mucho más amplio y complejo basado en la comunidad.

 Se entiende la seguridad urbana como un fenómeno que tiene una fuerte relación con el diseño físico de las ciudades pero también con las enormes desigualdades económicas y sociales que allí encontramos. Latinoamérica es un continente de fuertes contrastes, con ciudades extremadamente desiguales (Ej. Sur y Norte de Bogotá). Con frecuencia en Latinoamérica se han dado soluciones privadas a la seguridad: burbujas de seguridad privadas basadas en una concepción de seguiridad como privilegio.  Si pensamos que la seguridad es un derecho, el concepto de seguridad se amplía y parte de reconocer que hay una gran variedad en las formas y los agentes generadores de violencia: pandillismo, violencia intrafamiliar, grupos armados ilegales, delincuencia común, crimen organizado, etc. Tomando esto en cuenta se pueden dar soluciones públicas, que se basan en crear comunidad. A modo de ejemplo para ilustrar esta nueva línea de pensamiento, mencionó la estrategia de las bibliotecas públicas de la ciudad de Medellín, señalando como ésta es mucho más que una estrategia exclusivamente educativa y cultural.  También es una política de inclusión e integración e igualmente de seguridad urbana. Mencionó también oferta de baños públicos en India, iluminación de senderos peatonales en Cape Town, construcción de plazas y espacios recreativos y deportivos, ciclorrutas en Bogotá, bibliotecas y colegios en Medellín, la creación de Unidades  de Policía Pacificadora en Brasil. Todas  son soluciones creativas, comunitarias e innovadoras que integran y democratizan nuestras ciudades; permitiendo el acceso de las personas a sus derechos; a su derecho a la ciudad.

La generación de espacios públicos de calidad, donde los ciudadanos se encuentran, que los invita a circular y vivir la ciudad, aplica igualmente como estrategia de seguridad. Es por eso que asuntos como oferta de baños públicos en India, iluminación de senderos peatonales en Cape Town, construcción de plazas y espacios recreativos y deportivos, ciclorrutas en Bogotá, bibliotecas y colegios en Medellín, la creación de Unidades  de Policía Pacificadora en Brasil, entran a jugar en la ecuación para el diseño de políticas de seguridad.

La profesora resaltó que es innegable que la inseguridad moldea la configuración y las dinámicas de nuestras ciudades. También que es notorio el éxito de muchas de las políticas y estrategias que en materia de desarrollo urbano y seguridad se han llevado a cabo en ciudades latinoamericanas. En Latinoamérica estamos generando conocimiento especializado sobre la gestión de asuntos muy complejos. Sugirió que las ciudades de países desarrollados tienen ya y van a tener en el fututo bastante qué aprender de nosotros, porque los paises desarrollados se están pareciendo más a Latinoamérica que a la inversa.

“Tenemos soluciones y estrategias de gestión pública para mostrarle al mundo.”

“Hay que ampliar el repertorio de acciones y políticas.”

“Para estudiar el fenómeno de la seguridad necesitamos otros indicadores distintos a la tasa de homicidio.”

Toxicómano-Andrés Montoya: El fenómeno del grafiti en Bogotá

 Para la segunda mitad de la mañana tuvimos la oportunidad de entrar en el medio del arte urbano bogotano con la presentación del reconocido grafitero Toxicómano. ¿Qué motiva a un grafitero? ¿Cuál es su relación con la ciudad? ¿De qué viven? ¿Todo grafiti vale? ¿Dónde está la línea entre grafiti/arte urbano y vandalismo? De su presentación se percibe una motivación muy fuerte por comunicar y visibilizar mensajes. Sin duda, además de ser artistas, son excelentes comunicadores y detrás de sus pintadas siempre hay la intención de comunicar algo. Por obvias razones, es una actividad que les plantea una relación muy cercana con la ciudad y su espacio público: “el lienzo es la calle“ y  éstas “están llenas de mensajes.” “El grafiti es un grito en la calle, es la voz de alguien.” En su discurso se evidencia una clara disputa entre ellos y la publicidad exterior privada y comercial. ¿Si ellos lo hacen por qué nosotros no? Toxicómano sostiene que el arte urbano en Bogotá es una realidad que llegó para quedarse y compartió sus razones de porqué la capital es una ciudad ideal para el grafiti: la existencia de miles de predios abandonados y la aparición de muros y culatas que dejan las construcciones de Transmilenio que según él son perfectas para la actividad.

 Sin duda, fue una gran oportunidad para conocer de primera mano a través del relato de un protagonista del movimiento, sobre la cultura y las dinámicas de un fenómeno que crece a pasos acelerados. ¿Cómo regular la actividad? ¿Es posible hacerlo? Sin duda, hay una serie de derechos que al hablar del grafiti entran en juego y  claramente en conflicto: libre expresión, propiedad privada, el derecho al espacio público, en fin.

Amy Ritterbusch- Grupos Focales

IMG_7970 

La sesión de la tarde, liderada por la profesora Amy Ritterbusch, se dedicó a trabajar la herramienta de grupos focales. Después de una presentación de la herramienta, se invitó a los participantes a que pusieran en práctica una dinámica de grupos focales en el centro de la ciudad, con el fin de conocer la percepción de las personas en relación a la actividad del grafiti. A su regreso, los participantes compartieron sus hallazgos.

El ejercicio se planteó de la siguiente manera:

1) Escoger un espacio público cerca a Universidad de los Andes para analizar en grupo.

2) Poner en práctica la técnica de recolección de datos cualitativos en un grupo focal con sus compañeros de equipo y dos personas externas que encuentren en el espacio público que escogieron.

3) Discutir, durante el grupo focal, la siguiente pregunta:

 ¿Qué opinan del uso del espacio público por la actividad del grafiti/arte urbano? ¿Qué derechos están en juego? Aspectos positivos vs aspectos negativos. ¿Debe regularse? ¿De qué manera?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s