El Blog – Liderazgo x Bogotá

Creatividad e Innovación para el progreso de la ciudad

Hagamos del grafitti un acto de arte original y legal

Deja un comentario

Autor: Mary Johana Hernández Araque

“No mujer, si hacer grafitis fuera legal, estaría en mi casa pintando en mis cuadernos morraquitos de Dragon Ball”, fue la respuesta que me dio un joven de unos 19 años cuando  le pregunté: ¿Y eso que usted está haciendo, es legal?

Él empezaba a grafitear el muro de cerramiento de un lote cerca al lugar donde vivo. Pintaba un algo que nunca supe que era, porque cuando fui a descubrirlo, unos 2 días después, alguien ya lo había borrado. Probablemente fue el dueño del predio que devolvió el muro a su estado inicial con un blanco impecable. Un blanco que seguramente volverá a provocar a algún artista urbano que lo  identificará como el lienzo ideal para la expresión de su arte.

Es curiosa la respuesta de este chico, que coincide con una anotación que hizo el grafitero Toxicómano, en una charla que nos dio al grupo de Líderes por Bogotá en la universidad de los Andes. Toxicómano dijo: “Por ley está prohibido pegar afiches, publicidad y hacer grafittis en la pared, esto es algo que tiene bacano el grafitti, que sea ilegal”, pero yo me pregunto ¿Y si fuera legal? ¿No sería el grafitti, de todas maneras, una excelente expresión de arte en el espacio urbano y una forma de evitar estereotipos como “Grafitero = vandalismo”, que traen drásticas consecuencias como el caso Diego Felipe Becerra? (Grafitero que fue sorprendido en el momento en el que expresaba su arte, donde quería plasmar su imaginario, donde seguramente buscaba embellecer un espacio residual y cambiar la percepción de imagen de la ciudad; y que terminó siendo ultimado por la “autoridad”). (http://www.eltiempo.com/noticias/muerte-de-grafitero).

Entonces, es con esta historia que acabo de relatar, que me animo a escribir esta corta reflexión sobre lo bueno que sería para la ciudad y los artistas que los grafittis fuesen legales. El siguiente fragmento habla de las características que definen un grafiti: “En el lenguaje común, el grafiti es el resultado de pintar textos abstractos en las paredes de manera libre, creativa e ilimitada con fines de expresión y divulgación donde su esencia es cambiar y evolucionar buscando ser un atractivo visual y con un alto impacto” (http://es.wikipedia.org/wiki/Aerosol_(pintada)

Grafitti en Madrid, España. Beyond Bansky Project. Fotografía: Stoyan Nenov Fuente: http://pinterest.com/pin/376824693791712219/

Grafitti en Madrid, España. Beyond Bansky Project.
Fotografía: Stoyan Nenov
Fuente: http://pinterest.com/pin/376824693791712219/

A partir de este fragmento de texto, confirmaría mi pensamiento sobre el grafitti como forma de expresión creativa, de remplazar la voz por los trazos, de  sacar la obra de arte de la galería al espacio público, al espacio que no excluye, de generar “un dialogo en la calle” (expresión de Toxicómano), de leer la voz de alguien que se anima a hacerlo. Claro, todo lo anterior dentro de unos condicionantes que realmente le den un valor artístico no solo de forma sino de significado, que permita leer un mensaje claro, provocador y convincente para el que lo contempla.

Fotografía: Colin Dilnot Fuente: http://pinterest.com/pin/376824693791540112/

Fotografía: Colin Dilnot
Fuente: http://pinterest.com/pin/376824693791540112/

Los condicionantes a los que me refiero tienen que ver con la expresión de un lenguaje crítico, estético y respetuoso; aquellos que seguramente ya fueron identificados en aquellos países en donde el grafiti es legal (http://matadornetwork.com/trips/10-places-where-graffiti-is-legal/). Sí, para mí también fue una sorpresa enterarme que hay países donde el grafitti es legal. Y es interesante ver cómo este arte es legal bajo el fundamento principal de saber que este acto forma parte de la historia de la humanidad y la cultura. Es por esto, que porqué no hacer de esta forma de expresión una oportunidad para embellecer la ciudad, para cambiar la imagen de aquellos  espacios urbanos que tienen en muchos casos un aspecto de suciedad, de abandono, de área residual, para diseñar espacios de participación atrayentes para el artista que puede expresar un pensamiento de “rebeldía”, pero con fundamentos verdaderamente solidos que le den la validez a su obra y pueda ser admirada por todos nosotros.

“Pensémoslo, hagamos del grafiti un acto de arte original y legal”

Finalmente lo dejo con un vídeo que expresa un concepto de reciprocidad increíble donde si se logra vincular a los grafiteros en estos proyectos de participación colectiva se dará un valor importante a su arte y a la sociedad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s