El Blog – Liderazgo x Bogotá

Creatividad e Innovación para el progreso de la ciudad

¿Me lleva en “quini”?

Deja un comentario

Por: Andrea Valbuena – Jóvenes

En la calle 68 con cra.13 hay una gran afluencia de personas que toman la ruta de bus que va hacia el norte, y es justo ahí dónde todo el que pida rebaja en el pasaje, lo consigue. Se va en “quini” o en $1.000 pesos, valores de gran ventaja sobre los $1.400 que cobran las busetas tradicionales o $1.700 que hay que pagar en Transmilenio, claro que excluyendo este último porque la estación más cercana para las personas que viven cerca se encuentra en las Américas.

 Hay condiciones económicas que impulsan a los usuarios a pedir rebaja, pero ¿qué pasa cuando son jóvenes, generalmente universitarios los que lo hacen a diario? ¿qué sucede cuándo son cinco o más los que dicen: ¿nos lleva a los cinco en $2.000?. A mi me parece divertido verlo y hacerlo, en muchas ocasiones hay conductores que acceden, pero eso sí debes subirte por la puerta de atrás.

Image

 Por la puerta de atrás! Un día me subí por ahí, sin pedir rebaja y sin la más mínima intención de pedirla. Iba a pagar los $1.400 como lo hacía a diario, aclaro: me subí por ahí porque por la puerta principal no había espacio y en la 1era de Mayo con 10ma no es muy fácil encontrar un puesto a las 7:30 a.m. El caso viene a qué apenas me subí vi un letrero que decía: Señor pasajero si se sube por la puerta de atrás NO cancele su pasaje. Hice caso omiso y a continuación el conductor empezó a gritar “la niña que se acaba de subir ¿no piensa pagar? Y con mucha tranquilidad le respondí que ahí estaba el letrero y le dije lo que decía. Inmediatamente todas las personas del bus creyeron por voz del conductor que yo era una “abeja”, “ladrona”, “avispada”. Finalmente terminé pagando el pasaje porque tenía afán pero durante todo el camino tuve que aguantarme malas miradas de los pasajeros. El letrero además de decir que no debía pagar tenía un número de atención para quejas y reclamos por si la norma no se cumple. A penas llegue a mi destino llamé, seguí el proceso, di mis datos, los del bus y nunca obtuve respuesta del caso. Me dijeron que sancionarían al conductor o a la buseta y que me comunicarían, pero de eso, nunca me reportaron nada. El dilema es que nunca pedí rebaja, solo hice caso a una norma y salí perdiendo.

 En otras ocasiones cuando sí he pedido rebaja, cuando he ido con más de 4 personas, ha sido diferente. Hay señas que los conductores conocen, estiras la mano, le muestras los cinco dedos y ellos responden también con gestos, empuñan la mano y con el pulgar señalan hacia atrás. Siempre que he tenido esta experiencia me he divertido. Hay mucha gente que lo hace, por necesidad, por diversión, por curiosidad o simplemente por vivir algo nuevo. No considero que sea un acto reprochable, al contrario, me parece que es un acto en el que conoces conductores, alegres, amables, comprensivos y que seguramente necesitan el dinero. Lo que no se bien es qué repercusiones tengan estas acciones legalmente o si afecten la economía del servicio integrado de transporte de Bogotá o directamente a Transmilenio. Mientras lo averiguo seguiré diciendo; ¿me lleva en quini?

Crédito de las fotos https://www.google.com.co/searchq=si+se+sube+por+atr%C3%A1s+no+page&bav=on.2,or.r_cp.r_qf.&bvm=bv.47883778,d.dmg&biw=1270&bih=663&um=1&ie=UTF-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s