El Blog – Liderazgo x Bogotá

Creatividad e Innovación para el progreso de la ciudad

TransMilenio: ¿Transporte de críticas o movilidad de soluciones?

Deja un comentario

Autor: Juan Francisco Gómez Fernández

Editor: Oscar Berardinelli

Hace algunos años, durante la alcaldía de Antanas Mockus, Bogotá recuperó la ética y la confianza ciudadana. A partir de ello, se desarrollaron políticas públicas ambiciosas y pertinentes para fomentar el desarrollo de la ciudad. Pese a que en administraciones posteriores a las de Mockus y de Enrique Peñalosa se generó un retroceso en esta línea, no se pueden menospreciar varios de los avances que logró la ciudad. Hay uno en particular que en la actualidad es objeto de varias críticas y del cual no se reconoce el inmenso aporte que le ha brindado la ciudad, como lo es el caso del TransMilenio. Pensar en un sistema de transporte rápido, público, masivo y cómodo, era utópico para Bogotá.

Sin embargo, esa utopía se transformó en una realidad. Una realidad que muchas veces no apreciamos, puesto que en ese afán que mueve a las sociedades de consumo, como nunca se están buscando satisfacer necesidades a partir de los recursos disponibles, sino que se intentan satisfacer deseos, jamás estamos conformes. Es verdad, debemos estar inconformes pero con aquellas personas que empeoran nuestra calidad de vida. Nadie desconoce que TransMilenio ha tenido distintos problemas, particularmente de gobernanza, los cuales le han impedido mejorarse a través del tiempo, pero no se puede despreciar y no reconocer el aporte que ha tenido para Bogotá.

Por este motivo, no debemos quedarnos única y exclusivamente con los errores que ha cometido TransMilenio, como lo son: las fallas en la pavimentación, la demora para completar las distintas fases, el no tener control en las personas que ingresan sin pagar, la incapacidad de integrar la totalidad del sistema así como la dificultad para ingresar o abandonar el articulado particularmente en horas pico. Porque a pesar de ello, este sistema de transporte masivo logra movilizar diariamente aproximadamente un millón quinientos mil usuarios. El alivio que TransMilenio le da a la ciudad en términos de movilidad es impresionante, pero siempre nos quedamos con las fallas. Sepamos apreciar el servicio que este medio de transporte nos brinda a tantos bogotanos y en vez de lanzarnos a criticar, como casi siempre lo hacemos, pensemos en proponer soluciones que sean capaces de mejorar el funcionamiento de dicho sistema. Por ejemplo: establecer filas para controlar la entrada de las personas a los articulados, que el ingreso de los pasajeros a los articulados se haga por puertas distintas de la salida, expulsar del sistema a quienes ingresan sin pagar.

En consecuencia, debemos dejar de ser ajenos a nuestros problemas, si alguien se está colando en la fila lo denunciamos, si alguien entra a TM sin pagar el pasaje lo denunciamos. Estas externalidades negativas deterioran el funcionamiento del sistema y afectan al usuario. Basta con esa cultura en la que reprobamos absolutamente todo, pero no hacemos nada para cambiarlo. Somos más los ciudadanos que queremos el bien de nuestra ciudad. No nos dejemos vencer y por favor, apreciemos aquello que nos mejora nuestra calidad de vida. Una persona realmente interesada y comprometida con la ciudad puede lograr el cambio:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s