El Blog – Liderazgo x Bogotá

Creatividad e Innovación para el progreso de la ciudad

MONARETAS, TROLLEYS Y OTRAS POETICAS URBANAS.

1 comentario

Autor: Juan Carlos Alvarez

Editor: Andrea Valbuena

IMG_5032

Los recuerdos que tengo de cuando era niño siempre están relacionados con esta ciudad que me vio nacer y crecer. Aún persisten imágenes, olores y sonidos que fueron tejiendo la urbe con gestos y símbolos que fui descifrando con experiencias cotidianas.

Fui atajando un mapa en la cabeza y otro con los pies. Me fui perdiendo entre el imaginario y lo concreto; los trolleys, los chepitos , Los Quipitos ,El Chocoramo , Los Aterciopelados, San Victorino, Plaza España, Unicentro, Chapinero y Monserrate. Conocí la Bogotá de La Estrategia del Caracol y la Gente de la Universal, la carrera séptima y su Cinemateca Distrital, El Teatro Embajador y con este, mi primera película en pantalla gigante, La Historia sin fin y ese perro enorme más grande que el Estadio el Campin.

Bogotá era esa ciudad que veía desde una rueda panorámica del parque Timiza que ya no existe, el vértigo de la montaña rusa con sus vagones oxidados del antiguo Parque Salitre, las cometas enredadas en las nubes, otras en los postes y en los cables, el algodón de azúcar, la mazorca con mantequilla, y las canecas con cara de payasos que me infundían mucho temor.

La mayoría de las veces pedía la ventana en las busetas, para evitar el mareo, a la vez que podía ver las calles y edificios a través de un marco de cristal que era tal vez como un cuadro a cuadro, viñetas urbanas, fotogramas, 2600 imágenes por segundo que me iban revelando distintas historias, como el grafiti que rezaba en los muros: “Dussan y Beltran faltones” numerosas veces repetido por toda la ciudad y por mucho tiempo un misterio sin descifrar.I am the way

En últimas en Bogotá la mejor decisión es caminar sin tener piedad o compasión de la suela o el concreto, es saber que la mejor manera de encontrarse es perderse un poco, disiparse entre esquina y esquina más allá del latido del corazón.

Un pensamiento en “MONARETAS, TROLLEYS Y OTRAS POETICAS URBANAS.

  1. Mi mamá aún usa una Monareta clásica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s